Quistes de Grasa

consejo para eliminar esos pequeños "volcanes" o granitos que nos pueden salir y que, científicamente creo que se llaman, quistes sebáceos. El truquillo consiste en poner a la plancha una cebolla partida en rodajas y con un poquito de aceite. Tened cuidado de que no se queme. Luego la ponemos sobre el quiste, dejándola que actúe durante unas horas. Podemos sujetarla con la ayuda de una gasa (más que nada para que nuestras manos no nos huelan a cebolla). Repetid la acción durante varios días. El quiste se irá reblandeciendo y será entonces cuando saquemos el pus de la herida y la desinfectemos. Espero que este consejo os sirva de ayuda para eliminar esos "visitantes indeseables", a mí, desde luego, si me funciona.